Caribe: por qué navegar allí

julio 14, 2021

El Caribe: el destino perfecto para unas vacaciones de ensueño que se viven mejor en un velero o catamarán

.

No hay duda, el Caribe es el lugar de vacaciones soñado por muchos, con su arena blanca, mar cristalino, atolones solitarios, palmeras en la playa y la envidia de los amigos que se quedan en casa con el frío.
Dejando a un lado los tópicos caribeños, hemos decidido contarle lo que realmente significan unas vacaciones a vela en estas hermosas islas.

Una naturaleza sobrecogedora y unos colores que son buenos para el corazón y los ojos

En este pedacito del mundo bañado en todos los tonos posibles de azul -el cielo, el mar abierto, el arrecife de coral- los colores adquieren una dimensión muy especial, emocionante, expansiva, exagerada.
El horizonte es una respiración profunda, el verde de los bosques una maravilla inolvidable, los colores cálidos de la fruta tienen un sabor único.
Dejarse llevar por la exageración de la naturaleza caribeña sólo puede ser ideal para alejarse de la rutina y el estrés de la ciudad.

[Las mejores sugerencias de vacaciones en el Caribe]

Nadar con tortugas marinas, sentir el sol en la piel y los vientos alisios en el pelo, trepar a las palmeras (sí, todo el mundo lo hace siempre), estar en presencia de unas simpáticas iguanas, comer langosta sentado en la arena, te hará sentir libre, feliz y enamorado del mundo.

Observar esta naturaleza sobrecogedora desde el barco de vela o desde el catamarán supone poder disfrutar del Caribe desde una perspectiva única, entrando de lleno en simbiosis con los ritmos de este maravilloso rincón de la tierra.

Un momento para todo

La navegación a vela o en catamarán es una experiencia atemporal. Nada más subir a bordo, te transportas inmediatamente a una dimensión paralela en la que el tiempo es relativo y cada momento es personal.
Hay quien se levanta al amanecer para darse un perfecto baño en solitario, quien lee un libro a la sombra de una vela, quien no puede dejar de mirar el mundo que le rodea, todo ello rematado con sonrisas y nuevas y profundas amistades. Porque cuando se comparte una experiencia tan bonita, el vínculo con los compañeros de viaje sólo puede ser especial.

Además, la navegación a vela y en catamarán es, sin duda, la mejor manera de apreciar plenamente el Caribe y todo lo que ofrece: explorar cada rincón de este paraíso terrenal, desembarcar en playas vírgenes, decidir dónde y cuándo parar, visitar los lugares menos turísticos pero donde se respira la verdadera vida caribeña, explorar los fondos marinos repletos de coloridos peces y animales acuáticos y, al atardecer, maravillarse con el cielo estrellado.

Bello porque diferente

El encanto del Caribe se manifiesta mucho más allá de lo que todos imaginan. Mares cristalinos y playas blancas, pero también vistas que capturar y rostros que descubrir: el contacto con los lugareños es fácil, directo, puro. La población criolla recibe a los turistas con un toque de curiosidad al ritmo del reggae.

Ahora también podríamos contarte qué hay que ver en Santa Lucía</span style=»font-size: 1rem;»>. Santa Lucía, Martinica</span style=»font-size: 1rem;»>, Cayos de Tobago y todos esos lugares con esos nombres de ensueño, pero lo cierto es que unas vacaciones en el Caribe son ante todo unas vacaciones de bellas sensaciones, que te hacen bien…y para echar un vistazo a las propuestas de navegación en el Caribe está Sailsquare!

.