Vacaciones en velero: ¡un sueño en medio del mar!

junio 30, 2021

Unas vacaciones en velero en el Mediterráneo o el Caribe son una experiencia de relajación y lujo que le hará girar la cabeza.

Un crucero a vela es único, los pasajeros pueden organizar el día a su antojo ya que no hay un día típico real. Cada lugar tiene su propia peculiaridad: en algunos lugares subirán a bordo artistas y músicos para entretener a los pasajeros con bailes, música y espectáculos, todo ello mientras se está inmerso en verdaderos paraísos naturales.

La tripulación de a bordo creará un ambiente informal, perfecto para que sus vacaciones sean relajadas y sin preocupaciones, con eventos, comidas gourmet y viajes a tierra para ver los lugares de interés.

Los camarotes de los veleros son como habitaciones de hotel: no hay nada más agradable que dormirse arrullado por las olas o despertarse a la mañana siguiente renovado y listo para empezar un nuevo día a bordo. Al igual que en un buen resort, hay todo el confort a bordo: cabinas dobles o gemelas, baño de mármol, mobiliario elegante, caja fuerte – televisión, teléfono y secador de peloi. El mobiliario es clásico, pero no faltan las comodidades propias de los yates de lujo, donde todo está ingeniosamente diseñado para ofrecer una estancia totalmente relajante. En la mejor tradición náutica, los detalles son de latón pulido y los acabados de caoba. Los tejidos en tonos pastel reflejan la luz del sol, el mar y el cielo. Las paredes están decoradas con cuadros de clippers y veleros famosos. Todo está impecable y el camarero estará siempre a disposición de los pasajeros. Las suites de los veleros suelen tener terrazas privadas, jacuzzis y servicio de habitaciones 24 horas.

A bordo de un velero, no falta comida de calidad: por la mañana se sirve un desayuno continental tipo bufé, con croissants, magdalenas y bollería, así como fruta tropical fresca, bacon asado, salchichas a la parrilla y tortillas recién preparadas en el comedor. A la hora de comer, el amplio bufé ofrece sabrosas parrilladas, platos de marisco fresco y abundantes ensaladas.

Si el día lo requiere, se puede parar en lugares paradisíacos, incluyendo playas aisladas donde será un placer compartir una divertida barbacoa con todos los pasajeros. ¿Y por la noche? Los veleros suelen estar equipados con fantásticos comedores que sirven de telón de fondo a exquisitas comidas preparadas por el chef que deleitan tanto a la vista como al paladar y se acompañan de una buena selección de vinos.

A bordo de este tipo de vacaciones, que puedes reservar en Sailsquare, el servicio es impecable y cortés, propio de un restaurante de calidad. En todos los veleros, los pasajeros son libres de comer a su hora y sentarse en una mesa con quien deseen, incluso en la mesa con los oficiales, que suelen comer en el comedor con los invitados. No es necesario ir vestido de gala a bordo, pero la vestimenta informal suele ser apropiada tanto para el día como para la noche.

Unas vacaciones de ensueño, pues, para vivir momentos mágicos tanto en pareja como en solitario, a bordo, de hecho, será fácil encontrar la compañía de otros viajeros.