Vacaciones en familia: una aventura para niños y adultos

Esther

written by Esther • abril 16, 2019

Irse de vacaciones en familia puede ser todo un reto organizativo. Los mayores quieren relajarse, mientras que los pequeños quieren vivir la aventura de sus vidas. Los mayores quieren descansar, mientras que los pequeños quieren acción. No es siempre fácil conciliar con esto.

Solución: unas vacaciones en velero con niños. No habrá lugar para el aburrimiento, y sin embargo, la paz y el descanso están garantizadas para los mayores.

Todo lo que necesitas saber para viajar en barco con niños

Algunos padres son un poco críticos al principio: ¿es posible llevar a niños a navegar a vela? Y sobre todo, ¿es seguro? Existen algunas reglas que se deben respetar siempre cuando se navega a vela, y si las sigues correctamente, nada se interpondrá en el camino para que disfrutes de unas vacaciones en familia inolvidables.

Vacaciones en familia: navegar a vela con bebés

La mayoría de padres se preocupan especialmente cuando se trata de navegar con bebés a bordo. Los primeros meses de vida de un bebé son cruciales, pues es cuando más frágiles e indefensos son y cuando más cuidados necesitan. Es por ello que muchos padres tienen miedo de hacer algo mal.

Lo que no saben es que la edad del bebé es perfecta para unas vacaciones en familia a bordo de un velero. El sentido del equilibrio de un bebé no se desarrolla hasta que aprende a caminar, por lo que no se marea. Al contrario, el suave balanceo del barco tiene efectos incluso relajantes para el bebé, y le ayuda a quedarse dormido.

Para los adultos, el reto es un poco mayor. Tendrán que ocuparse de gobernar el barco y al mismo tiempo cuidar de un bebé. No obstante, esto no debería ser un problema para las parejas que ya tienen experiencia sobre la vida con hijos. Además, los bebés de esta edad aún no necesitan tanto espacio, lo que hace la vida más fácil a sus padres.

Durante la noche, el bebé podrá dormir bajo la cubierta del velero, mientras los padres disfrutan de una copa de vino sobre la cubierta, bajo un manto de estrellas en el mar.

Vacaciones en familia: viajar en barco con niños pequeños

A partir de la edad de un año, se deben tomar las primeras precauciones de seguridad a bordo. Esto incluye una red de seguridad en la barandilla del velero para que los niños no puedan caer al agua.

Ladrillos de Lego y muñecas a bordo proporcionan puro entretenimiento a los pequeños. Una pequeña piscina para niños para refrescarse durante los días calurosos y con precaución, los niños también podrán disfrutar del sol. Recuerda que los niños siempre deben usar un chaleco salvavidas cuando juegan sobre la cubierta del velero, “mejor prevenir que curar”.

A partir de los tres años, la navegación se vuelve más interesante para los niños. Se les permite asumir las primeras responsabilidades, pequeñas tareas que les mantienen ocupados y les darán la oportunidad única de aprender a navegar en velero como un auténtico marinero. ¡Incluso podrán tomar el timón del barco por primera vez! ¡Pero siempre con la ayuda de los padres!

Permiso para bajar a tierra

Las excursiones en tierra también son interesantes para mayores y pequeños. Tendrás la oportunidad de visitar islas secretas donde los padres podrán relajarse sobre la fina arena blanca de una playa paradisíaca y los niños podrán explorar la isla en busca de tesoros escondidos. Podrás recorrer los pueblos pintorescos de los diferentes destinos de tu itinerario, degustar uno de los platos típicos del lugar y zambullirte en las aguas cristalinas para una interesante sesión de snorkel.

Los niños podrán satisfacer su curiosidad y sus ganas de descubrir, jugando a ser piratas explorando islas deshabitadas, cargados con redes para pescar peces y cangrejos, haciendo carreras en bicicleta por el paseo marítimo, ¡y mucho más!

Vacaciones en familia: navegar a vela con adolescentes

La adolescencia es siempre la edad más crítica para realizar unas vacaciones en familia. Si viajar en barco con niños era fácil y divertido, y ahora todo le parece aburrido a tus hijos adolescentes, tal vez navegar a vela junto a otras familias sea la solución.

La etapa de un adolescente suele ser la más dura y puede ser agotador para los padres, pero a esa edad, los niños podrán participar mucho más en las tareas del barco y salir por las tardes a recorrer los pueblos costeros. Así los adultos podrán disfrutar de la vida en el mar a su gusto.

Vacaciones en familia: navegar a vela con otras familias

Cuanto mayor sean los niños, más atractivo les parecerá navegar a vela con otras familias. Tan pronto como llegan al punto de embarque, los niños no pueden esperar para saltar a bordo y descubrir el puerto juntos. Además, durante la navegación, el patrón de tus vacaciones en velero también se asegurará de que los niños no se aburran ni un momento.

Se sorprenderán de la cantidad de juegos que se pueden inventar en un espacio reducido. Desde la pesca, juegos de cartas, aprender a navegar en velero al estilo conquistador y jugar a ser piratas. Durante una excursión en velero podrás disfrutar de momentos únicos como el avistamiento de ballenas y delfines, y muchas más cosas que queremos que descubras tú mismo en persona.

Los niños que conocen el mar desde que nacen y crecen navegando, suelen desarrollar una gran pasión por la navegación. Las posibilidades de vivir unas vacaciones en velero inolvidables son muy positivas, ya se planifiquen con amigos o en familia.

Para viajar en barco con niños y que todo salga perfecto, hemos elaborado un breve checklist para que no se te pase nada:

Checklist

✓ Itinerarios cortos y poco exigentes

✓ Zona de navegación cercana y de fácil acceso

✓ Destino variado con emocionantes excursiones en tierra

✓ Áreas con infraestructura marina bien desarrollada

✓ Velero seguro y acogedor para los niños

✓ Transferencia de tareas a bordo a los niños